La recuperación del sector inmobiliario según el Banco Santander

“La recuperación del sector inmobiliario se inició de forma tímida en 2014 y todo apunta a que en 2015 se consolidará”, apunta Riestra. Esta mejora se asienta en que “el crédito fluye y los precios han empezado a crecer tímidamente”, ya que en 32 de las 50 provincias españolas se han dejado atrás los mínimos.

Este año va a estar marcado por un entorno de mayor crecimiento económico y de generación de empleo de mayor calidad, indica Riestra, para quien las rentas de las familias “estarán apoyadas” por el precio del petróleo y la rebaja fiscal.

En su opinión, los tipos de interés “seguirán en mínimos históricos” y “es de esperar que la demanda residencial continúe aumentando gradualmente, apoyando una mejora en los precios y animando a una gradual normalización de la actividad constructora”.

Según Riestra, los precios de la vivienda “no llegarán a niveles pre-crisis”, porque antes de la crisis existían diferentes tendencias demográficas (en 2007 se creaban 470.000 hogares, mientras que en 2014 se formaron 100.000 hogares), porque todavía quedan “rémoras” de la crisis (como un “elevado” stock de viviendas en venta) y porque se han aprendido lecciones de estos años.

“En el ‘boom’ inmobiliario se dieron circunstancias que no se van a repetir”, apunta Riestra.